<< Back

El único consuelo que procura el tiempo es conocer mejor las cosas. El tiempo es un gran hijo de puta. Te mata a ti y a todo lo que amas; pero también te enseña a disfrutar mejor de lo que ofrece la vida. Te permite apreciar algunos tesoros que brotan entre los escombros de lo que fue, y lo que pudo haber sido. Tesoros como, por ventura, Seventyfour. De repente, ahí estaba: toda la verdad del Rock and Roll.

Seventyfour es el Setenta y cuatro. La línea divisoria que se puede trazar entre la gran época del Rock pionero, creador y fecundo; y la era posterior, las otras cosas. A veces, alguien recupera la sensatez y sabe indicar por dónde quedaron caminos que recorrer, notas que tocar, historias que cantar. No lo confundamos con la nostalgia, esa triste senda hacia la muerte. Seventyfour es pura regeneración, sonidos recuperados y vivificantes en el rigor del mejor Southern Rock. Música para escuchar con alivio, con la satisfacción extraordinaria de que la vida puede ser generosa con quienes saben esperar.

El Rock no es más que voz, guitarras, batería y sentido de la exactitud. Seventyfour es, además, una declaración de principios. Rock puro y bien temperado, con criterio y sabiduría, pulso firme y desgarro abierto. Voz rota, historias oscuras y guitarras vigorosas, ritmo robusto, canciones que crecen y se ramifican como un organismo inmenso, desatado e imprevisible. Un árbol poderoso de raíces hondas, bajo el que sentarse a compartir cervezas y escuchar buena música mientras transcurre la noche. El regreso sabio a un gran camino que se había perdido

Hablar de Seventyfour es referirse a un tiempo pretérito, de ambientes rancios y malas actitudes donde campan a sus anchas desgarradas voces souleras cronistas de historias plagadas de sexo, drogas, alcohol, armas y pésimos finales, junto con guitarras desaforadas y desarrollos psicodélicos que flotan entre largos pasajes instrumentales. Hablar de Seventyfour es identificar las raíces del Rock Sureño y del Hard Rock setentero (vetusto y visceral) que surgen en los potentes directos de la banda.

Herederos de Lynyrd Skynyrd, Allman Brothers, Little Feat, Gram Parsons, The Nitty Gritty Dirt Band, Buffalo Springfield, The Birds, The Youngbloods, Grateful Dead, Love.., Seventyfour conforman una identidad creativa propia en un momento musical carente de identidad, creatividad y gusto.

Dativo Donate